¿Hay riesgo de contagio de ETS con los masajes eróticos?

Muchos clientes nos preguntan si es posible contraer una enfermedad de transmisión sexual (ETS) mediante el masaje erótico.

Nosotros decimos: ¡no!

Siempre que no se produzca penetración o intercambio de fuídos procedentes de la zona genital (sexo oral, vaya), es imposible contraer una enfermedad de transmisión sexual por masaje erótico.

El masaje erótico, la alternativa 100% segura frente a las ETS

El roce de partes del cuerpo no genitales no transmite ninguna secreción especial por la que se transmitan estas enfermedades.

A nivel de infección, un masaje erótico es tan peligroso como darle la mano a alguien, para que nos entendamos.

Por eso mismo, besos, abrazos, caricias… e incluso la masturbación compartida, son prácticas sin riesgo para personas con enfermedades de transmisión sexual.

Por nuestra parte, decir que en Tantra Place siempre garantizamos unas medidas de higiene de lo más estrictas. Todo con el objetivo de mantener la calidad del servicio y, lo más importante, asegurarnos del buen estado de salud de nuestras masajistas.

Síntomas y tratamientos de las ETS

¿Cómo sé si tengo una ETS?

Hazte una prueba contra ellas, así de simple.

Normalmente, las ETS no tienen síntomas perceptibles a simple vista.

Es decir, que no es posible saber si la tienes o no, corriendo así el riesgo de propagarla si mantienes relaciones sexuales sin protección.

Por eso mismo, siempre se recomienda que sea mejor prevenir que curar.

¿Y si tengo dolor o un sarpullido en la zona genital?

Puede que tengas una ETS o puede que no.

Igual lo que tienes es una reacción alérgica con tu ropa interior nueva, o un sarpullido por una depilación inadecuada.

De todos modos, lo más recomendable es visitar al médico si tienes síntomas como dolor, hinchazón, llagas, dolor al orinar, sangrado genital (sin estar menstruando…)

¿Las ETS desaparecen por sí solas?

Normalmente, no.

De hecho, en las fases iniciales son mucho más fáciles de tratar, ya que los problemas se van haciendo más y más complejos cada vez. De ahí que ante cualquier indicio, vayas al médico a que te hagan las pruebas.

En cuanto a su tratamiento, muchas enfermedades de transmisión sexual pueden curarse tomando unas pastillas recetadas por el médico y ya. Eso sí, siempre y cuando se prevea a tiempo.

¿Las pruebas duelen?

No suelen, ya que la mayoría de pruebas contra las ETS consisten en un análisis de orina. A lo sumo, puede que te tengan que hacer una analítica.

Entradas recomendadas